jueves, 19 de marzo de 2009

Tango

Tobillos desnudos,
tacones negros,
y mi pierna entre las tuyas.
Piernas estiradas y muslos contraídos,
con la música siempre por delante de nosotros.
Y camino hacia ti,
tú eres mi rey.
Me tomas y me llevas,
y acaricio el suelo, suavemente.
Mirada fija,
pensamiento fijo,
sentimiento fijo.
Y acaricio el suelo,
acaricio todo,
te acaricio a ti.

5 comentarios:

piero dijo...

tango, la Boca, el Boca, caminito, alfajores...tantas ves he querido ir, que ya no sé si quiero ir....pero que vengan, que vengan y nos invadan con su bandoneón..

Paloma dijo...

Sí, claro q sí :)) q vengan, q vengan, pero vayamos tb nosotros allí :)), a la de una, a la de dos....
Grazie caro

Pascual Moreno dijo...

Ohhh, hace unos días me terminé de nuevo "La muerte de Carlos Gardel", un libro de un tipo que piensa que el famoso cantante de tangos no ha muerto y acude todos los días a ver a un imitador y le invita a cenar, y le ayuda a cuidar a su mujer, pensando que se trata del mismísimo Gardel.

El tipo pone tangos a todo volumen a las cinco de la madrugada y cuando su cuñada le coge de los hombros y le dice "¡Entérate! ¡Carlos Gardel ha muerto!", él dice "Cariño, tu amiga se ha vuelto loca!" Y eso... :D fantástico el vídeo, pero fabulosa la entrada y la forma tuya de escribir.

Paloma dijo...

Qué casualidad :), y qué bueno, habrá que leerlo... o hacer un viaje calamitas a buenos aires :))... o las dos cosas :)))...
Muchas gracias y besosss

PHAROS dijo...

A media luz

Corrientes tres cuatro ocho,
segundo piso, ascensor.
No hay porteros ni vecinos.
Adentro, cocktail y amor.
Pisito que puso Maple:
piano, estera y velador,
un telefón que contesta,
una victrola que llora
viejos tangos de mi flor
y un gato de porcelana
pa' que no maulle al amor.

Y todo a media luz,
que es un brujo el amor,
a media luz los besos,
a media luz los dos.
Y todo a media luz
crepúsculo interior.
¡Qué suave terciopelo
la media luz de amor!

Juncal doce veinticuatro
Telefoneá sin temor.
De tarde, té con masitas;
de noche, tango y cantar.
Los domingos, tés danzantes;
los lunes, desolación,
Hay de todo en la casita:
almohadones y divanes;
come en botica, cocó;
alfombras que no hacen ruido
y mesa puesta al amor

Un tango ahhhhhhhhhhhhhhhhhhh
un tango bien marcado, el manda y ella se exhibe uhmmmm un tango
besos