domingo, 16 de noviembre de 2008

El sueño de Tania

-- Vente conmigo a España. Ahí tenemos trabajo, ganaremos en un mes lo que ganamos aquí en un año o año y medio.
-- No quiero dejar a mi hija.
-- Dejásela a tu madre como hacemos todas. Será sólo un tiempo y puedes dar un cambio a tu vida y darle a tu hija una educación, otra vida. Hazlo por ella.
Y se fue. Y dejó a su hija. Y dejó Nicaragua. Y llegó a España y empezó a trabajar. Pero lloraba. Lloraba por la mañana. Lloraba al mediodía. Lloraba por la noche. Lloraba en sueños. Porque echaba de menos a su hija. Echaba de menos su casa. Echaba de menos Nicaragua.
Dios, ayúdame. Tengo que volver. ¿Qué clase de Dios eres que permites este sufrimiento?, ¿qué permites que esté separada de lo que más quiero en el mundo?
Y le ofrecieron dinero para pagar su “deuda” y volver a Nicaragua. Su rostro cambió. Empezó a respirar. Empezó a sonreír.
Pero cuando su madre lo supo, se lo reprochó. No, Tania, no puedes volver. Estás allí para trabajar. Si tomaste esa decisión, ahora apechuga con ella y por lo menos vuelve con algo para sacarnos de aquí… Y Tania vuelve a caer al pozo… y no sabe qué hacer… Su corazón le dice que vuelva pero no, no puede. Se queda.
Y sigue llorando.
Trabaja en una casa cuidando unos niños que apenas conocen a sus padres.
¿Qué sentido tiene todo esto? Dejo a mi hija para cuidar a estos niños. Y los padres de estos niños los dejan conmigo para irse a trabajar y poder pagar las facturas a final de mes… y poder pagarme a mí. ¿Pero si los hijos tendrían que estar con sus padres y los padres con sus hijos? No entiendo nada. Me voy a dormir. A soñar con mi hija. A soñar que he vuelto a Nicaragua.

5 comentarios:

Loli Bernal dijo...

Hola Paloma: pero, chica, por favor... qué vitalidad. Gracias y enhorabuena por tu blog. Es estupendo.

Besos

Javier Cerced dijo...

Me ha parecido estupendo también a mí tu blog. Así que no te olvides de él, que eso es lo que más cuesta, mantenerlo, mirar los mensajes que te han puesto y contestarlos, si quieres, claro.
Enhorabuena y ánimo.

Paco

PHAROS dijo...

Bonito actual y muy real

anhelo.graphicdesign dijo...

bueno soy carmen.
he estado leyendo tus relatos y la verdad es que me han parecido muy interesantes, la tematica muy actual y la redaccion contemporanea.
enhorabuena.
me encanta este experimento que es el blog.

ASTEROIDE B 612 dijo...

Como comentario a este "Sueño de Tania" voy a colgar en mi blog "No lloraré", otra visión del mismo fenómeno. Realismo y vida.